El peor enemigo de la bicicleta son los prejuicios que existen contra ella. Algunas personas consideran que realmente no es un vehículo, sino más bien un juguete, un artilugio para hacer deporte o un vehículo para pobres, ecologistas o gente excéntrica.

Otras piensan que se trata de una forma de desplazamiento, peligrosa o muy cansada. Y hay quien, simplemente, considera que la bicicleta no está hecha para él o ella.

La mejor forma para convencerse de que la bicicleta puede ser, para muchas personas, un excelente modo de desplazarse es, simplemente, probándola. Hay múltiples tipos de bicicletas y complementos que se adaptan perfectamente a tus necesidades y particularidades.

Una vez que pruebas la bicicleta descubres unas sensaciones placenteras que nunca te hubieras imaginado, y además te das cuenta de que resulta ser un vehículo rápido y cómodo para la mayor parte de tus recorridos cotidianos.

A continuación encontrarás muchas razones para que entiendas porqué la bici es el vehículo más usado en el planeta. ¡Atrévete y comprueba por ti mismo/a el placer de la bici! ¡No te arrepentirás!