• Si vas a adelantar a un ciclista mantén una distancia mínima de 1´5 m. Y reduce la velocidad, ya que el aire que genera tu vehículo podría desestabilizar al ciclista haciéndole perder el equilibrio hasta el punto de caer.

• Cuando veas a los ciclistas rodar en paralelo mantén la tranquilidad, lo hacen así para ser más visibles.

• En carreteras poco transitadas es bueno utilizar el claxon avisando al ciclista de tu proximidad pero no lo hagas demasiado cerca, ya que lo podrías asustar.

• Si estás aparcado y te dispones a salir del coche comprueba antes de abrir la puerta que no viene ningún ciclista.

• En los semáforos, rotondas o cruces el ciclista ha de ser considerado como otro vehículo, por lo tanto en caso de que este tenga preferencia se paciente y cédele el paso.

Recomendaciones para circular

Fuente: Número 161 julio- agosto 2003 de la revista tráfico editada por la DGT.

 

1. EN UN CRUCE DESDE LA DERECHA.

El ciclista marcha pegado a su derecha. De una calle perpendicular (o un garaje) sale un automóvil que golpea al ciclista o éste se estrella contra él.

Que hacer...

La bicicleta:
De noche es obligatorio llevar una luz delantera y otra posterior. Use el timbre, tanto de día como de noche, y reduzca su velocidad lo suficiente para poder detenerse si es necesario. Al acercarse al cruce, situarse un poco más a la izquierda en el carril aumenta las posibilidades de que el conductor del turismo te vea.

El coche
En los cruces, recuerde que pueden venir bicicletas, ciclomotores o motocicletas que circulan más pegados a la derecha que los coches. Compruebe la presencia de estos vehículos más "débiles".


2. CONTRA LA PUERTA DE UN VEHICULO.

El ciclista circula por el carril derecho, paralelo a los vehículos aparcados a la derecha. De pronto, un conductor abre la puerta, sin que el ciclista pueda detenerse.

Que hacer...

La bicicleta:
Circule algo más a la izquierda en el carril para no chocar con una puerta que se abra inesperadamente y atento a los coches aparcados. Extreme la precaución: un conductor puede abrir la puerta sin advertir su presencia.

El coche:
Antes de abrir la puerta que de a la calzada (en general, a la izquierda), compruebe por el retrovisor que no viene ningún vehículo. Y ábrala con precaución: puede no haber visto a alguien por el retrovisor.


3. EN GIRO A LA DERECHA CON SEMAFORO.

En un semáforo en rojo están detenidos en paralelo un ciclista, pegado a la derecha, y un automóvil. Cuando el semáforo se pone en verde , el ciclista avanza para seguir de frente, y el automóvil, para girar a la derecha, chocando ambos.

Que hacer...

La bicicleta:
No se detenga nunca en el ángulo muerto de visión del automóvil, sino detrás o a su derecha pero retrasado, para no estar en su ángulo muerto y para que, además, cuando arranque, por su radio de giro, no le atropelle. Aunque es obligatorio, el conductor no siempre señalizará su giro.

El coche:
Cuando vaya a girar, siga la norma: observe, advierta y en su caso, ejecute la maniobra. Tenga en cuenta que bicicletas y ciclomotores pueden estar detenidos a su derecha y golpearles al girar.


4. ADELANTAMIENTO Y GIRO A LA DERECHA..

Un automóvil adelanta a un ciclista que circula pegado a su derecha. A continuación gira por delante de él y colisionan, ya que el conductor estima mal la velocidad del ciclista.

Que hacer...

La bicicleta:
Este choque es francamente difícil de evitar, ya que el ciclista no ve la intención de girar del vehículo hasta el último instante y no tiene tiempo para frenar o esquivarlo. Lo único que se puede aconsejar es que observe a menudo por el retrovisor o girando la cabeza qué ocurre detrás antes de llegar a un cruce.

El coche:
Trate de tener en cuenta la velocidad real del ciclista -¡ojo!, a veces es difícil estimar bien la velocidad de estos vehículos- y señalice siempre sus maniobras. Recuerde que, cuando realiza un giro por delante de otro vehículo, no debe cerrarle el paso.


5. LA BICICLETA ADELANTA POR LA DERECHA..

La bici sobrepasa por la derecha a un automóvil que circula a velocidad lenta y súbitamente, éste gira a la derecha para aparcar o entrar en un inmueble.

Que hacer...

La bicicleta:
Aunque en la ciudad está permitida la circulación en paralelo, no adelante por la derecha y si el vehículo que va delante circula despacio, reduzca su velocidad. Si necesita adelantar, hágalo por la izquierda. Mire siempre hacia el lado que se vaya a desplazar antes de hacerlo: podría golpearse con otro vehículo y señalice su maniobra.

El coche:
Señalice su maniobra siempre, incluso cuando vaya a aparcar o entrar en un inmueble para advertir a otros usuarios de la vía de su intención y permitirles adecuarse a la misma.


6. UN VEHICULO SE CRUZA DESDE EL SENTIDO CONTRARIO.

Un vehículo circula en sentido contrario y gira a su izquierda, cruzando por delante de la trayectoria del ciclista o incluso, golpeándole.

Que hacer...

La bicicleta:
Lleve una luz delantera –de noche es obligatoria- y reduzca la velocidad tanto como sea necesario para poder detenerse si ve que el coche va a girar.

El coche:
Antes de girar, compruebe con cuidado que no cortará la trayectoria de ningún vehículo que circule de frente. Recuerde que las bicis también son vehículos con los que rigen las normas de prioridad.


7. GOLPE LATERAL.

El ciclista se mueve hacia su izquierda, dentro de su carril, para esquivar un coche u otro obstáculo y es alcanzado por un vehículo por detrás.

Que hacer...

La bicicleta:
Nunca se desplace a su izquierda sin comprobar la situación a su espalda con el retrovisor o girando la cabeza. Aunque está prohibido adelantar sin respetar la distancia lateral (1´5 m.) ocupando parte o todo el sentido contrario, en algún caso, no se respeta. No circule por zonas de aparcamiento aunque haya vehículos: un obstáculo o vehículo puede obligarle a desplazarse a la izquierda.

El coche:
Respete al adelantar a una bici la distancia de seguridad lateral, ocupando parte o todo el sentido contrario, y prevea los "bamboleos" del ciclista.


8. ALCANCE POR DETRAS.

No es el accidente más común, pero sí el más temido por el ciclista. Una bici es alcanzada por detrás por un automóvil por no advertirla (de noche) o por no detenerse a tiempo.

Que hacer...

La bicicleta:
Si circula de noche, es obligatoria la luz trasera y otra delantera –en EE.UU., el 60% de los choques con bicis se producen de noche-. Circule por calles anchas y con tráfico lento, así habrá sitio para que los automóviles pasen sin tocarle aunque le vean tarde y tendrán tiempo para reaccionar. También es recomendable ir por calles secundarias, en especial el fin de semana, pues aumentan los conductores que sobrepasan los límites de alcoholemia.

El coche:
Circule dentro de los límites de velocidad marcados y respete la distancia de seguridad con todos los vehículos. Vaya atento y lleve las luces de su vehículo en condiciones de seguridad para ver y ser visto.