Atzealdea

El nuevo sistema de alquiler de Dbizi incorporará también bicicletas no eléctricas. NG 04/08/2018

El Consistorio está repensando el modelo de bicicleta pública de alquiler, que volverá a salir a concurso

También se busca ampliar las posibles estaciones y ganar así flexibilidad

 

DONOSTIA- El Gobierno municipal prepara un nuevo concurso para renovar el sistema de bicicletas públicas de alquiler Dbizi. Uno de los principales cambios será que, además de eléctricas, se incorporarán bicicletas convencionales. También se espera ampliar la red de aparcamientos, aunque todavía no está claro de qué manera, para poder ofrecer mayor flexibilidad.

dbizi bilaketarekin bat datozen irudiak

De momento el departamento de Movilidad analiza cómo integrar todas estas cuestiones en un único sistema y ha decidido retrasar la convocatoria del nuevo concurso para gestionar Dbizi hasta tener claras todas estas cuestiones. Sin embargo, la concejala Pilar Arana tiene claro que hace falta “dar una vuelta” al sistema actual.

Uno de los aspectos de los que no duda el Consistorio es que el préstamo de bicicletas dejará de ser exclusivamente eléctrico. Es decir, a los vehículos motorizados se les sumarán bicicletas convencionales, que permitirán ampliar el parque disponible. Dbizi renunció el año pasado a llegar a los barrios altos hasta consolidar y estabilizar el servicio actual y, teniendo en cuenta que el centro de la ciudad es prácticamente plano, las bicicletas sin motor pueden ser casi igual de útiles para los usuarios.

El otro gran cambio se referiría a las estaciones. El objetivo del Consistorio, según afirma Arana, es ganar flexibilidad y dar más opciones a los usuarios. Instalar más estaciones como las actuales no sería la mejor opción, pero la posibilidad denominadafree-floatingtampoco convence a Arana: este sistema funciona ya en algunas ciudades y permite poder aparcar las bicicletas en cualquier lugar, ya que cuentan con un localizador gps y los usuarios pueden localizarlas a través de una aplicación móvil. Descartada esta opción, se analiza la posibilidad de instalar estaciones más sencillas en más puntos de la ciudad.

Aunque Movilidad contaba con volver a sacar a concurso Dbizi a finales del año pasado, finalmente el Gobierno municipal ha decidido esperar hasta analizar todas estas cuestiones y definir un nuevo modelo de bicicleta pública de alquiler. Las nuevas condiciones se integrarían en los pliegos del concurso, que de momento no tiene fecha.

BONOPARKMientras, por lo tanto, Bonopark seguirá a cargo de Dbizi, que en los últimos años y tras una fase crítica ha conseguido estabilizarse. Tras varios años funcionando de modo experimental, a finales de 2012 el Consistorio adjudicó a la citada empresa la gestión del primer sistema de bicicleta pública íntegramente eléctrico en toda Europa. La adjudicación se hizo entonces por un periodo de diez años.

Sin embargo, el sistema tardó en implantarse y no pudo empezar a funcionar hasta octubre de 2013. Tras el primer invierno, en un año logró llegar a los 17.000 usos al mes y a una media de 700 traslados diarios, unas cifras bastante positivas. Pero a finales de 2014 y, sobre todo, en 2015 sufrió una importante ola de vandalismo que provocó una grave crisis en el sistema: las bicis que estaban en el taller se multiplicaban y, en consecuencia, cada vez había menos disponibles en las estaciones, lo que perjudicó notablemente el servicio, que en agosto de 2015 no llegó ni a los 3.000 usos.

Según las condiciones del concurso, el Consistorio no iba a pagar “ni un euro” por el servicio, ya que la empresa preveía financiar el proyecto a través de publicidad y abonos. Sin embargo, a finales de 2015 decidió actuar y reforzó los anclajes y financió algunas mejoras en el sistema, que permitieron que a lo largo de 2016 el servicio se recuperara y estabilizara, con más de 21.000 usos al mes.

Eso sí, Dbizi sigue acarreando un déficit importante, por lo que Bonopark decidió “optimizar el servicio” y renunciar a las inversiones previstas para llegar a los barrios altos de la ciudad hasta lograr cierta estabilidad. En esta situación, los datos de 2017 confirman el equilibrio del sistema tal y como está en la actualidad, con más de 20.000 usos mensuales casi todo el año (excepto enero, febrero y diciembre) y un récord de hasta 26.000 en mayo.

SERVICIO ACTUAL En la actualidad el sistema de Dbizi ofrece un centenar de bicicletas, todas ellas eléctricas, y cuenta con 16 estaciones repartidas por el Centro, El Antiguo, Amara y Gros, además de una en Intxaurrondo.



comments powered by Disqus