Atzealdea

Cuando el cañón de escopeta pasó a ser cuadro de bicicleta. DV 2017/09/19

Una exposición repasa la época en que Eibar fue el principal centro de fabricación de bicis de España

Dos de las bicicletas de la exposición 'Pedalendo en los años 50' que se puede ver desde hoy en el Museo de la Industria Armera de Eibar.

BORJA OLAIZOLASAN SEBASTIÁN.

«Hubo un tiempo en que media población de Eibar vivía de fabricar bicicletas y la otra media de hacer escopetas». El retrato que el eibarrés José Aranberri hace de su ciudad nos traslada a los años cincuenta del pasado siglo. Europa empezaba a olvidar la Segunda Guerra Mundial y la demanda de armas había caído en picado. Los eibarreses, que durante siglos habían vivido de la fabricación de arcabuces, cañones y pistolas, no tuvieron más remedio que reinventarse. «La puntilla -explica Marina Barrena, del Museo de la Industria Armera de Eibar- vino de la mano de una ley que estableció que todo los pasos del proceso de fabricación de armas debían hacerse bajo un mismo techo. Muchos productores no pudieron adaptarse y tuvieron que buscar otras alternativas para sobrevivir, entre ellas la fabricación de bicicletas».

Faltaba todavía tiempo para que motos y coches se adueñasen de calles y carreteras. En un país que apenas levantaba cabeza después de la devastadora contienda civil, la bicicleta constituía uno de los principales objetos de deseo de la población y también una de las únicas alternativas de transporte. «Los eibarreses siempre han tenido una gran capacidad de adaptación y de ahí que los tubos para hacer los cañones de las escopetas se convirtieron en un abrir y cerrar de ojos en cuadros de bicicletas», apunta Marina Barrena. Eibar no tardó en pasar a ser el principal centro de fabricación de bicis del país. Corría la década de los cincuenta y los caminos y carreteras españoles se llenaron de velocípedos que llevaban el nombre de la ciudad grabado en las chapas que los fabricantes remachaban en los cuadros para identificar sus productos.

La exposición

Lugar
Museo de la Industria Armera de Eibar.
Fechas
Desde hoy hasta el 1 de octubre.
Título
Pedaleando en los años 50.
Horario
De martes a viernes de 16:00 a 20:00 horas.
Precio
3 euros entrada general.

 

El tiempo se ha encargado de borrar los vestigios de aquella época. El Museo de la Industria Armera, que vela por la memoria del patrimonio de la industria eibarresa, conservaba unas cuantas piezas de aquel periodo de esplendor. Sin embargo, sus fondos se han enriquecido ahora con la llegada de 72 bicicletas y dos ciclomotores 'made in Eibar' procedentes de una colección particular. Las piezas constituyen un testimonio impagable de aquel periodo. «Son memoria viva de nuestro patrimonio industrial», afirma el concejal de Cultura de la ciudad, Patxi Lejardi. Las bicicletas más valiosas del lote serán las protagonistas de la exposición 'Pedaleando en los años 50' que se inaugura hoy en el Museo de la Industria Armera y que permanecerá abierta hasta el próximo 1 de octubre. La muestra coincide con la Semana Europea de la Movilidad, que promociona el uso de transportes más limpios y que contempla entre otras iniciativas el llamado 'día sin coches', que se celebrará el próximo viernes.

Colección singular

Las 72 bicicletas y los dos ciclomotores que se han incorporado al Museo de la Industria Armera formaban parte de la colección de Aitor Alonso, un aficionado vizcaíno a las dos ruedas que ha invertido mucho tiempo y dinero en su pasión. «Empecé hace quince años siguiendo los pasos de uno de mis tíos, que se entretenía coleccionando todo tipo de trastos. Desde el principio me atrajeron las bicis, sobre todo las que estaban hechas en Eibar, y poco a poco fui juntando la que ha sido la principal colección de bicicletas de época de España». Las piezas estuvieron un tiempo expuestas al público en Burgos, donde Alonso se trasladó a vivir durante un tiempo por razones de trabajo, pero ahora que ha vuelto al País Vasco ha decidido que el mejor sitio para depositarlas era el museo de la ciudad donde vieron la luz. «Para mí es un orgullo que el grueso de la colección se conserve en Eibar», asegura.

Las bicicletas de Alonso se mantienen en su estado original. «Mi filosofía ha sido respetar al máximo la pieza. Lo primero que hacía era desmontar las bicicletas, quitarles el óxido y luego las volvía a montar rociándolas con un barniz protector incoloro». Esa resistencia a alterar la apariencia original de los vehículos otorga a la colección de Alonso un valor excepcional. «Son bicicletas que se mantienen tal y como salieron de fábrica aunque algunas habían sido objeto de modificaciones, como es el caso de una que utilizaba un afilador y que conserva aún la piedra del esmeril. Debió ser el comprador el que llevó la bicicleta original a un herrero para que se la preparase instalándole el esmeril y la correa que hacía moverlo».

 

Eibar ha adquirido una parte de la mayor colección de bicis de época de España

Junto a marcas conocidas como BH, Orbea o GAC hay otras muchas de las que apenas se sabe nada

 

La bicicleta del afilador constituye uno de los ejemplares más llamativos de la muestra que se abre hoy en Eibar. «La falta de espacio -indica Marina Barrena- nos impide exhibir toda la colección que ha adquirido el Ayuntamiento, así que hemos optado por escoger algunas de las piezas más representativas». En total serán 27 bicicletas, casi todas ellas de la década de los 50, que se han instalado en el hall de entrada del Museo de la Industria Armera. Entre los ejemplares sobresale también un ciclomotor que llevaba el nombre de 'Mosquito', en realidad una bicicleta con el chasis reforzado que incorporaba un pequeño motor auxiliar de dos tiempos. El ingenio fue fabricado por BH, iniciales de Beistegui Hermanos, empresa que con el tiempo se convirtió en uno de los líderes del sector de la bicicleta.

Entre las piezas que conformaban la colección adquirida por el Ayuntamiento de Eibar hay varias marcas conocidas,caso de la mencionada BH, de Orbea, GAC (Gárate, Anitua y Cía) o de Abelux, pero también hay otras muchas que son una incógnita incluso para los eibarreses aficionados a la bicicleta más veteranos. Bicicletas firmadas por empresas como Norma, Saeta, Invicta, Fénix, Gamma, Iberia o Teide, todas ellas con el nombre de Eibar en sus chapas, son el testimonio de una industria que conoció un esplendor sin precedentes en la época. «Se trata probablemente de fabricantes que se limitaban a ensamblar piezas de distintas procedencias y que luego le ponían su nombre al producto final», aventura la responsable del Museo de la Industria Armera.



comments powered by Disqus

FACEBOOK Jarioa FACEBOOK Jarioa

 

Aurkezpena

Gipuzkoako Foru Aldundiko Mugikortasuneko eta Bide Azpiegituretako Departamentuak bizikletaren erabilera bultzatzeko eta bizikletaren inguruko informazioa zabaltzeko sortutako webgunea da...

Behatokia

Bidegorrien foru sarean egiten diren joan-etorrien zenbaketa eta ebaluazioa egiten du Aldundiak. Lan horiek 2007az geroztik egiten dira Aldundiak kudeatzen duen Gipuzkoako Bizikletaren Behatokia...

Gure Bidegorriak Gure Bidegorriak

Sare Sozialak Sare Sozialak

      

Eguraldia Eguraldia

Buletina Buletina

Foroak Foroak

RE: Bizikletak udarako dira bakarrik

Nire ustez oso interesgarria dia berriki Donostiako Udala kaleratu duen neguan bizikletan ibiltzeko aholkuak . _nl__nl_ Ondo segi!

RE: Bizikletak udarako dira bakarrik

Nire ustez oso interesgarria dia berriki Donostiako Udala kaleratu duen neguan bizikletan ibiltzeko aholkuak . Ondo segi!

Bizikletak udarako dira bakarrik

Neguan ez dago bizikletarekin ibiltzerik, bustitzen zara, zikindu eta oso deserosoa da, niretako behintzat. ¿Nola egiten duzue bizikleta neguan erabiltzen duzuenok ez izateko horren kristo?

Twitter Twitter